El Agua es una cuestión de Derechos Humanos y Soberanía

fleitas
fleitas
Hoy, existen  zonas muy complicadas, como el norte de África o inclusive los Estados Unidos, en donde, se deben transportar agua por tubos a lo largo de más de 300 kilómetros como el caso del Estado de Florida

Las Corporaciones Petroleras ya han dado órdenes a los transportistas de petróleo a fin de que adapten sus buques para el trasporte de agua.

En zonas de reservas de agua se instalan  Bases Militares, como en el caso de Paraguay, con un proyecto avanzado  de instalar otra Base Militar en la  zona de la Triple Frontera del  lado argentino (Limite entre Paraguay, Brasil y Argentina) la que  tiene vinculación directa con el Acuífero Guaraní, siendo éste el cuarto reservorio de agua dulce del planeta.

Lo cual nos lleva a pensar  que en un futuro no muy lejano, el agua será el bien natural más preciado por los seres humanos para la vida y por lo tanto estratégico para  los países dominantes y las empresas transnacionales con el fin de acumulación de riquezas y de dominación.

Surge así la necesidad de replantearse como país y en el marco del territorio latinoamericano una nueva estrategia. “Argentina debe tomar partido y declarar el acceso al Agua Potable como de Derechos Humanos y como bien natural Sin Fines de Lucro”.

En el plano jurídico internacional hacia noviembre de 2002 mediante la Observación General n°15, el Comité de Derechos Económicos Sociales y Culturales de Naciones Unidas, en el Art. 1 establece que “el Derecho Humano al Agua es indispensable para una vida digna, también define el Derecho al Agua como el derecho de cada uno a disponer de Agua suficiente, saludable, aceptable, físicamente accesible y asequible para su uso personal y doméstico”.

Así también La Organización de Naciones Unidas declaró al Agua como de  Derechos Humanos, mediante la resolución 64/292 del 28 de Julio de 2010. En dicha resolución también instó a los países a destinar los fondos económicos y medios tecnológicos necesarios para asegurar el agua potable a todos los habitantes.

En el plano nacional, según el último censo de 2010, 7. 100.000 personas no tenían Agua Potable de red en el hogar .

En nuestro país la legislación del agua aún es difusa, porque al encontrarse regulada por el Código Civil y comercial de la Nación entre los artículos 235 y 239 y la Ley 25.688 (Régimen de Gestión Ambiental); el Dominio sobre el recurso le pertenece a las Provincias, ya que así lo establece la propia Constitución Nacional en su artículo 124 última parte . Con lo cual a cada provincia le corresponde su propia regulación legal como es el caso de la Provincia de Bs As. que tiene el Código de Agua según la Ley 12.257.

Pensamos ingenuamente que la reforma al Código Civil que se dió entre los años 2012 y 2015 subsanaría estas contrariedades, pero lejos de hacerlo, a la atropellada unificación de los Códigos de Comercio y Civil de la Nación se le sumó la Omisión de Declarar al Agua como de Derechos Humanos,  siendo que en el anteproyecto de la reforma se establecía que el Estado era quien debía asegurar a todos los habitantes el acceso al Agua Potable en el Art. 241; pero este articulo finalmente fue retirado por el Gobierno Central y en su lugar unicamente sancionaron el artículo 239 que habla de “Agua de los Particulares”; con lo cual la reforma no sólo no declara al Agua como de Derechos Humanos, sino que además no restringe totalmente la posibilidad de que el Agua sea de Dominio de Empresas Privadas.

Mas  en el plano judicial, avanza el criterio y la intención de Declarar al Agua Potable de Derechos Humanos, y así lo estableció la Corte Suprema de Justicia en el Fallo “Kersich” en el año 2014.

Lo cierto es que la legislación aun no está acorde a lo que pide la situación internacional y nacional en cuanto a la defensa del bien natural de características estratégicas; las provincias deben sancionar una Ley que declare al Agua como de Derechos Humanos y luego reformar sus constituciones provinciales en el mismo sentido.

Porque defender el Agua es crucial para la vida, para nuestro futuro más cercano,  poner un freno a los intentos de dominación de los países poderosos, está en el corazón de la lucha por la Soberanía.

Félix Fleitas, de Emancipación Sur, miembro de la Dirección Provincial. 13/9/2016

Zona de los archivos adjuntos

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*