LIBERACION O DEPENDENCIA

Luego de un fin de semana feriando, en el distrito de Olavarría; como dirigente de la “Corriente Nacional Emancipación Sur” atravesada por la diversidad, la fragmentación social y el cronograma de una elección legislativa donde la casta política no tiene nada que ofrecer. Disfrute la cultura comunitaria, autogestiva e independiente de la feria que se contrapone con la carencia de autonomía del Estado Nacional; y en esta sinfonía coyuntural de la historia, me duele asumir que… El pueblo sigue sin saber de qué se trata!!!

En Jujuy, en la colina de Santa Bárbara, antecedido por 103 escalones, se halla este impresionante Monumento a los Héroes de la Independencia, obra de Ernesto Soto Avendaño. Data de 1950 y constituye un homenaje al Ejército Argentino del Norte. Se cree que el monumento en bronce representa la imagen de Pedro Socompa, indígena encargado de transmitir la noticia de la libertad; sin embargo muchos aseguran que más bien correspondería a Diego Viltipoco, cacique que ayudó a Belgrano en la lucha por la independencia. El monumento se erigió en Humahuaca por ser éste un lugar emblemático en la historia nacional, ya que fue aquí donde más batallas se libraron frente a los realistas en defensa de la nacionalidad naciente.
No hay posibilidad de liberación sin los pueblos del continente, sin sus pueblos originarios que encarnaron las banderas emancipadoras en los ejércitos de los sueños de Bolívar, Jose Artigas, Manuel Belgrano, San Martin, d Gúemes, Andres Guazurarí, Juana Arzuduy y tantos otros que se jugaron por ser soberanos, de ser Independientes de todo poder foráneo. Que los pueblos deben decidir sobre su destino, que los bienes comunes naturales sean para el bien-estar general y no para el beneficio de unos pocos, que los pueblos tengan autonomía económica para decidir qué modelo económico es el mejor, que el modelo productivo sea de acuerdo a las necesidades de la población y no de acuerdo al fin de lucro, que los pueblos tengan soberanía política para decidir sobre su cultura, su energía, su sistema de transporte, sobre su sistema de salud, sobre su sistema educativo, que cada individuo puede decidir dónde vivir, como vivir, que los pueblos tengan soberanía alimentaria y así decidir qué comer, como comer.
Aun Hoy, hay que pelear por nuestros sueños!! porque si no terminamos sufriendo las pesadillas que otros nos imponen, sean buitres extranjeros o buitres autóctonos. El desafío es ser protagonista de la historia y no simple espectador. Inventar un país desde lo propio y a pesar de los factores externos que amenazaban el sueño colectivo inconcluso de la igualdad. Remar contra la corriente del poder hegemónico. Para ser felices, hay que lograr hacer realidad aquellas dos palabras, la independencia definitiva y la igualdad. Es tomar conciencia de que nosotros debemos ser protagonistas de aquellos sueños acunados en mayo de 1810, junio de 1815 y julio de 1816. Aquel proyecto político de la revolución de mayo que estaba en el llamado Plan de Operaciones escrito por Mariano Moreno: independencia con igualdad. El gran objetivo de tipos como Belgrano, San Martín, Güemes, Artigas, Monteagudo, Castelli, Juana Azurduy y el mismísimo primer desaparecido de la historia política, el ya mencionado Moreno.
Todos estos sueños han quedado truncados por los traidores a la Nación, por los mezquinos, por los avaros, que han permitido que las transaccionales, la banca internacional y los países centrales decidan sobre nuestro bienes comunes naturales, sobre nuestra energía, nuestra educación, nuestra salud y hasta donde vivir, como vivir y que comer. Esa gente es la minoría, la mayoría amamos a la Nación y nuestro pueblo y somos nosotros lo que debemos unirnos para un fin común que es lograr poner en el trono de la vida cotidiana a la noble igualdad, para vivir con gloria e independientes de cualquier nación de la Tierra y alcanzar LA SEGUNDA, PLURICULTURAL, VERDADERA Y DEFINITIVA INDEPENDENCIA DE LA NACIÓN ARGENTINA.

Edith Martinez. -Emancipación Sur Pcia. BsAs-

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*