IVº: Causa por la cultura y la educación basadas en una ética solidaria y de respeto a la dignidad humana

8 Feb, 2010

IVº: Causa por la cultura y la educación basadas en una ética solidaria y de respeto a la dignidad humana Batalla cultural y de ideas orientada a desplazar la hegemonía cultural del neoliberalismo que ha nutrido ese coloniaje mental denunciado lúcidamente por la Reforma Universitaria de 1918 y las tradiciones populares de América Latina: Es preciso […]

IVº: Causa por la cultura y la educación basadas en una ética solidaria y de respeto a la dignidad humana
Batalla cultural y de ideas orientada a desplazar la hegemonía cultural del neoliberalismo que ha nutrido ese coloniaje mental denunciado lúcidamente por la Reforma Universitaria de 1918 y las tradiciones populares de América Latina:
Es preciso libertar a la política, a la escuela, al colegio, a la Universidad, de todo coloniaje mental, porque de tal sumisión resulta en nuestros países la entrega de su economía, de su política, de su cultura. (Documento Liminar.1918)
Reforma integral del sistema educativo tomando en consideración cuatro líneas fundamentales, sustentadas en el principio de fortalecer la educación pública, democratizar los procesos educativos y erradicar la idea de la educación como mercancía en todos sus niveles.
Fuertes inversiones públicas en infraestructura con el objeto de garantizar un sistema pre-primario, primario y secundario de excelencia para el conjunto de la población, que se convierta en la referencia pedagógica de la educación nacional. El sistema educacional debe disponer del tiempo y el espacio necesarios para una formación integral de nuestros niños y jóvenes, contando con doble escolaridad, de modo tal de incluir actividades creativas, de recreación, deportes y otros aspectos que hagan de las escuelas sitios atractivos y de formación ciudadana para los estudiantes.
Reconocimiento de la dignidad de las identidades culturales de los alumnos. Supone valorar las culturas y los conocimientos que gran parte de nuestros niños de sectores populares reciben en su educación primera en el hogar y muchas veces son despreciados por la cultura oficial de la escuela, planteándoles situaciones de ocultamiento y conflicto de lealtades entre los docentes y sus familias. Estas tensiones los afectan emocionalmente, obstaculizan los procesos de enseñanza-aprendizaje y redundan en deserción, repitencia o abandono.
Redefinición de los esquemas pedagógicos y didácticos a fin de eliminar el temor, reconocer el potencial de los conocimientos previos y considerar al error como un aspecto susceptible de enriquecer el proceso de aprendizaje y no como fuente de sanción o humillaciones.
Reconocer el papel estratégico de los docentes, jerarquizando su función con salarios justos y condiciones de trabajo apropiadas. La jornada laboral debe ser de doble turno en una misma escuela, donde se contemplen no más de cuatro horas frente al curso y un tiempo destinado a la formación profesional, la evaluación colectiva de las tareas e intercambio de experiencias, como modo de aportar al perfeccionamiento del sistema en su conjunto.
Desarrollo y fortalecimiento de una conciencia crítica, democrática, nacional y latinoamericana: democratizar los procesos de construcción curricular incorporando los saberes que hacen al desarrollo de un pensamiento crítico que al mismo tiempo sea una herramienta para la comprensión de las distintas regiones en sus aspectos naturales, culturales y sociales. En la definición curricular deben participar tanto el Estado como las universidades nacionales, las organizaciones sociales, los educadores y los estudiantes.
Propuesta de reforma de las universidades nacionales:
Revalorizar el papel de las universidades y de la educación superior no universitaria como una de las fuentes principales de incorporación, procesamiento y producción del conocimiento, que es el recurso estratégico más valioso impuesto por el despliegue de la Revolución Científico-Técnica. En tanto el conocimiento no es neutro, el debate acerca del carácter de este concepto, de las nuevas modalidades que obligan a superar las estrechas fronteras disciplinarias y lataylorización de los saberes, se impone como una tarea ineludible para afrontar el nuevo tiempo histórico.
Formar mentalidades críticas y creativas -en las universidades nacionales y las instituciones de educación superior- capaces de dialogar y enriquecerse con los saberes sociales y culturales. Sustentadas en una ética pública de modo que la producción del conocimiento científico-académico y su enseñanza habrán de tener un sentido solidario y un compromiso con los problemas locales, nacionales y regionales.
Debe garantizarse la plena autonomía universitaria y de la educación superior, a fin de transformarlas en espacios de debate de los temas estratégicos que afectan a las comunidades en las cuales están insertas, abordando al mismo tiempo las temáticas nacionales e internacionales, que permitan aportar al desarrollo de una ciudadanía activa y solidaria.
Democratización de los grandes medios de comunicación e información
Democratizar las comunicaciones y la información, garantizando al conjunto de los ciudadanos y a las organizaciones sociales y comunitarias el derecho a la comunicación e información plural, objetiva, oportuna y veraz. En tanto las licencias pertenecen al sector público y por lo tanto al pueblo de la Nación, debe democratizarse el acceso a las licencias de radiodifusión radial y televisiva y a las señales en todos los sistemas de televisión dirigidas a abonados, como modo de democratizar la producción y difusión de la noticia y tutelar el respeto a la opinión del periodista. La democratización supone revertir el autoritarismo derivado del control monopólico de los medios por parte de un gobierno o del control oligopólico de las corporaciones privadas, facilitando la creación de modalidades sociales de gestión de las comunicaciones y la información.

Visto 4.257 veces