Participamos en el homenaje al Día Internacional de la Tierra

Yanina Gambetti 2
Yanina Gambetti 2
Los medios de comunicación, en especial la televisión, destacan en notas abiertamente morbosas, situaciones de violencia de nuestros jóvenes y ningunean actividades como éstas que quedan difundidas en pequeños circulos, minimizando la conciencia de la necesidad de salir a pelear por nuestro planeta y elevar la calidad de vida de todos sus habitantes.

Defendiendo como valores primordiales el cuidado del agua, el aire y la tierra nuestros militantes trabajan día a día en sus territorios denunciando las maniobras imperialistas de multinacionales que avanzan sobre bosques, humedales y comunidades campesinas. Casos como el del fracking, la megaminería, y los grandes proyectos urbanos inmobiliarios, son algunos de los ejemplos de actividades que en nombre del “progreso” quieren imponerse sobre las tierras que les pertenecen a lxs ciudadanos y que son patrimonio de las generaciones futuras.

Transcribimos a continuación la nota que publicara nuestro joven referente de San Isidro, Juan del Pino, en el portal Que Pasa, a propósito de la necesidad de generar nuevos paradigmas de nuestra relación como especie con nuestra madre Tierra.

 

TIERRA VIVA

Por Juan Del Pino

“Somos parte de la tierra y ella es parte de nosotros“, le decía el Jefe Seattle al presidente de los Estados Unidos en 1855. Lo que entonces fue interpretado por los poderosos como la ignorancia del salvaje, hoy nos llama a la reflexión.

Más de un siglo debió pasar para que el científico de la NASA James Lovelock publicara, en 1979, la Teoría de Gaia. Esta hipótesis, basada en una serie de observaciones científicas, sostiene que la superficie terrestre, las aguas, la atmósfera y la biósfera (el conjunto de seres vivos) interactúan de forma tal de asegurar la continuidad de las condiciones que permiten que la vida se desarrolle.

Una de las pruebas más fuertes que sostiene esta teoría es el hecho de que durante los últimos 3.500 millones de años la Tierra ha mantenido una temperatura promedio oscilante entre los 10 y los 20 grados centígrados, permitiendo en todo momento la existencia de vida, algo que hubiera sido absolutamente imposible si la temperatura sólo dependiera de la radiación solar. Lovelock compara este hecho con la capacidad animal de mantener la temperatura interna en las distintas estaciones.

Hacia el año 1988 la Teoría de Gaia se había esparcido considerablemente, tanto que la Unión Geofísica Americana realizó un congreso para evaluarla. Fue allí que el geofísico James Kirchner introdujo una clasificación que dividió entre Teorías de Gaia “duras” y “blandas”. Las duras se alejan de los preceptos originarios de Lovelock y sostienen que la Tierra es un ser pensante con una finalidad determinada y que se autorregula. Las teorías blandas, más habituales en el ámbito científico, aceptan la acción de los seres vivos para modificar y regular su entorno, pero niegan que haya detrás de eso una finalidad dada o una conciencia superior.

¿Es la Tierra un ser vivo? Al momento de desarrollar su teoría, Lovelock se encontraba trabajando en la NASA desarrollando sistemas para intentar encontrar rastros de vida en Marte. La pregunta que guiaba sus investigaciones era: “¿Cómo reconocer signos vitales en un planeta?”. Si bien sus investigaciones lo han llevado a profundizar cada vez más la certeza de que existe un fenómeno de homeostasis planetaria, el científico no avanza en la definición de la Tierra como ser vivo ya que asegura que eso corresponder al ámbito de la filosofía y no de la ciencia.

Su admiración por la fortaleza del fenómeno autorregulatorio de la superficie terrestre, lo llevan a pensar que, en caso de continuar en el camino de la mega contaminación, no será la Tierra quien corra riesgo sino la propia humanidad, que será “autorregulada” por el planeta para mantener las condiciones necesarias para el desarrollo de la vida.

¿Qué es la vida? ¿Es la Tierra un ser vivo? ¿Qué somos nosotros respecto de la Tierra? ¿Qué pasará si rompemos el equilibrio vital? ¿Perecerá la Tierra o perecerá solo la humanidad?

Para demostrar que no era necesaria ningún tipo de conciencia en la autorregulación, Lovelock llevó adelante un experimento que tituló “el mundo de las margaritas”, donde simuló un planeta habitado por dos especies de margaritas, unas negras y otras blancas. La radiación sobre el planeta simulado iba en aumento. En un principio era tan frío que sólo podían sobrevivir unas pocas margaritas negras y casi ninguna blanca, pero mientras aumentaba la radiación aumentaba el número de margaritas blancas e iban desapareciendo las negras, mientras la temperatura se mantenía constante. Finalmente se llegó a un punto que sólo había margaritas blancas y luego, cuando se alcanzó un punto intolerable para la vida de estas, perecieron y la temperatura subió rápidamente ¿Por qué? Porque las flores negras retienen la luz aumentando la temperatura, mientras que las flores blancas repelen la luz y aumentan la frescura de la superficie.

Hay muchas preguntas que no tendrán nunca una respuesta científica, pero lo que va generando consenso, tanto en el mundo científico como en las calles, es el hecho de que el accionar avaro y desquilibrado de la humanidad avanza hacia un desajuste planetario. Es tiempo de que teorías blandas, duras, teológicas, ateas, pachamamas y gaias nos pongamos de acuerdo y avancemos en mejorar profundamente la relación de nuestra especie con nuestra casa.

“Lo que ocurra con la tierra recaerá sobre los hijos de la tierra. El hombre no tejió el tejido de la vida; él es simplemente uno de sus hilos. Todo lo que hiciere al tejido, lo hará a sí mismo”, Jefe Seattle.

Una reforma Judicial que debilita al pueblo y a los trabajadores.

balanza 2
balanza 2
En este caso el maquillaje de la reforma judicial nos presenta una disputa entre República o Democracia Popular. Ese es el debate que se quiere instalar, un falso debate impulsado tanto por el Gobierno Nacional como por la oposición liberal, representada por el Pro, algunos personajes menores y los grandes grupos mediáticos.

La reforma del Consejo de la Magistratura ayuda a instalar ese falso debate, aunque lo cierto es que no se democratiza el poder judicial, pero tampoco se lo subsume más de lo que ya está subsumido al poder ejecutivo. Por supuesto que Proyecto Sur quiere una democratización de la justicia, pero la realidad es que aquí se aplica el viejo truco de cambiar algo para que todo siga igual. El caso de la publicidad de las declaraciones juradas, algo a lo que nadie puede oponerse, es otro ejemplo de querer correr el eje de lo central. Esa reforma puntual debería existir y no sólo para con el poder judicial, sino para con todos los poderes del Estado. Pero no es ése el objetivo central de esta reforma, si no un mero paliativo para endulzar el golpe.

¿Y cuál es el verdadero objetivo? Nos quieren robar las cautelares.

Atacar las medidas cautelares es, efectivamente, una forma de agilizar la justicia. Pero de agilizarla no en favor del pueblo, si no justamente en favor de los intereses corporativos, debilitando el ya débil acceso popular a la justicia. Y en este mismo sentido avanza la creación de nuevas cámaras, nuevas instancias que retrasarán más los juicios, cuando lo que debiera hacerse en todo caso es generar nuevos juzgados.

No es casual que se avance sobre las medidas cautelares en un contexto donde Monsanto está siendo frenado en Córdoba a través de una medida de este tipo, cuando en Chile se ha hecho lo mismo para frenar a la Barrick Gold y mientras en la Patagonia y Entre Ríos se presentan amparos para evitar que se instale la destructiva fractura hidráulica, también conocida como frácking, que es impulsada por el neoliberal Galuccio (Schlumberger), la Exxon Mobil, Chevron y el Departamento de Estado de los Estados Unidos.

En la disputa por el territorio entre corporaciones y pueblos, las medidas cautelares son sin dudas una herramienta fundamental para los de a pie, para los más débiles. En un contexto donde los Estados Nacional y Provinciales tienen vínculos institucionales con estas corporaciones (YPF, OFEMI, INTA, etc), la modificación de las cautelares responde a la necesidad de debilitar a los pueblos para poder avanzar sobre nuestro territorio, despojándonos de nuestras riquezas.

Por otra parte, el artículo 17 de esta reforma ataca el derecho a huelga de quienes trabajan para el Estado Nacional o sus entidades descentralizadas, vulnerando derechos consagrados por la Constitución Nacional y debilitando la organización de los trabajadores, además de que profundiza las bases sobre las cuales podría aplicarse la nefasta ley antiterrorista para defender un difuso “interés público”. Este artículo tiene como objetivo evitar aquello que para Eva Duarte de Perón era una obligación peronista: “El talón de Aquiles del imperialismo son sus intereses. Donde esos intereses del imperialismo se llamen petróleo basta, para vencerlos, con echar una piedra en cada pozo. Donde se llame cobre o estaño basta con que se rompan las máquinas que los extraen de la tierra o que se crucen de brazos los trabajadores explotados”.

Estas reformas se hacen apelando al difuso término del “interés público”, dando por sentado que es la tutela de ese bien la finalidad del Estado. Sin embargo, todos los días somos testigos de cómo el Estado es puesto en reiteradas ocasiones, no al servicio del bien público, si no precisamente del bien privado. El camino para garantizar que el Estado persiga el interés público es empoderar al pueblo para que pueda fiscalizar el comportamiento estatal. Estas reformas hacen justamente lo contrario, fortalecen al Estado y a una casta política viciada de traición, debilitando al pueblo y facilitando el camino para que el Estado tutele a favor del bien privado y concentrado.

Al igual que la ley antiterrorista y la reforma liberal de las ART, este proyecto responde a la necesidad de generar un nuevo marco normativo que facilite, por un lado el avance del capital financiero internacional sobre el territorio de nuestro pueblo, y por el otro el debilitamiento de la clase trabajadora. Menos garantías para el pueblo y los trabajadores y más legitimidad para la represión estatal al servicio de los grupos económicos concentrados. Esta reforma apunta a profundizar la transformación del Estado en una herramienta a favor la expropiación de las riquezas comunes por los grandes monopolios. Es, por lo tanto, una reforma neoliberal. Tanto así que el mismísimo Macri impulsa en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires una reforma de las mismas características.

Esconder esta reforma bajo el paraguas de un falso debate entre “República o Democracia Popular” es la herramienta de los poderosos para evitar que los de abajo nos pongamos de acuerdo en rechazar unánimemente una reforma de este tipo. Una vez más veremos cómo, quienes se dicen representantes del campo Nacional y Popular, levantarán la mano para votar una ley Anti Nacional y Anti Popular, al igual que hicieron con la Ley Antiterrorista y la reforma de las ART. Detrás de discursos épicos y falsos debates están construyendo el marco normativo para profundizar el saqueo de nuestro territorio y la degradación de nuestras vidas. Esperemos que esta vez eviten traicionar al pueblo, pero si una vez más deciden hacerlo, no permitiremos el olvido, y más temprano que tarde haremos que deban pagar políticamente su traición.

 

Bosque Alegre: A un año de aquel día nefasto

 

12-4 Empleado Municipal ataca 17-4 signo de la paz en velas
12-4 Empleado Municipal ataca 17-4 signo de la paz en velas

Jefe de Cuidado Comunitario de la Municipalidad (en camisa) ataca a golpes a un vecino el 12 de abril del 2012.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

12-4 Empleado Municipal ataca 17-4 signo de la paz en velas (1)
12-4 Empleado Municipal ataca 17-4 signo de la paz en velas (1)

La comunidad respondió con una movilización pacífica que entre otras cosas iluminó un signo de la Paz en la puerta del Concejo Deliberante.

La asamblea convoca hoy a las 17:30 frente a la Catedral para movilizarse hasta la Municipalidad, donde a partir de las 19 se realizará una Jornada Cultural –

El conflicto de Bosque Alegre mostró, desde un principio, la confrontación de dos cosmovisiones diferentes. Por un lado, una visión de defensa y revalorización de lo público, cuidado del ambiente y respeto de la normativa democrática, por el otro un gobierno y un club privado que actuaron por fuera del marco legal existente para llevar acabo una apropiación privada del espacio público, desmontando medio bosque y rellenando tierras de humedal.

Este conflicto se inició el 23 de septiembre del 2011 cuando el club CASI, apañado por el Municipio, taló medio bosque. Allí, gracias al trabajo de la Asociación Ribera Norte, saltó la perdiz de lo que se quería hacer y comenzaron a organizarse un grupo de vecinos que expresaban que, más allá de las evidentes diferencias políticas entre quienes protegen y quienes destruyen, entre quienes valorizan lo público y quienes lo expropian, había una cuestión objetiva que debía ser respetada: la legislación vigente. Fue así que desde un principio la Asamblea Bosque Alegre exigió que se realizara el estudio de impacto ambiental pertinente y la consecuente audiencia pública, ambos requisitos explicitados en la normativa ambiental nacional, provincial y municipal.

Estos requisitos, que están en consonancia con la normativa ambiental internacional, tienen como objetivo trazar líneas de acción política que garanticen la preservación razonable del ambiente. Para ello, la normativa manda al Estado a EDUCAR a la ciudadanía en el conocimiento de su ambiente y la necesidad de protegerlo, a INFORMARLA fehacientemente sobre las acciones a realizarse y a CONSULTARLA. Esto responde a un axioma largamente aceptado que es que nadie como las y los habitantes de un lugar pueden conocerlo, entenderlo y desde allí pensarlo en términos de desarrollo equilibrado. La idea es, justamente, evitar que los intereses privados pasen por encima de la necesidad colectiva de cuidar algo tan importante como es el ambiente.

Bien, el gobierno de Gustavo Posse hizo todo lo contrario. A sabiendas de que si realizaba todos los pasos que la ley exige, el convenio con el CASI no iba a poder realizarse, el gobierno municipal optó por actuar por fuera de la ley y para ello desinformó a la comunidad y la reprimió cuando una parte de ésta quiso participar y exigir los derechos del conjunto de la ciudadanía (a estar informados y poder participar en la toma de decisión).

El saldo educativo de todo este accionar es nefasto para nuestra sociedad, el mensaje de arbitrariedad, de manipulación de la información, de escarmiento (a la Asamblea y también a la Asociación Ribera Norte) que el gobierno municipal ha realizado, abre una profunda cicatriz en la estructura democrática de San Isidro.

Todo esto lo hemos podido entender gracias al trabajo de la Asamblea Bosque Alegre, al gran aporte que han realizado a la comunidad, y es en agradecimiento a esa labro, y fundamentalmente para empezar a curar esa cicatriz tan profunda que el poder ha gravado en nuestra democracia municipal, que hoy nos sumamos a la convocatoria a todas y todos los vecinos del distrito a acercarse a la manifestación que realiza la Asamblea Bosque Alegre

 

Juan del Pino, Proyecto Sur San Isidro.

 

-El sistema alimentario del Agronegocio ha fracasado-

Con la llegada de la llamada “Revolución Verde” (1960) (en un contexto mundial donde unas 80 millones de personas padecían hambre) crecieron los rendimientos, las superficies cultivadas y se multiplicó por cuatro la producción de alimentos. Sin embargo, a poco mas de 50 años, según estimó Vía Campesina existen unas 925 millones de personas hambrientas en el mundo.

En América Latina y el Caribe hay unas 53 millones de personas hambrientas (de las cuales 9 millones corresponden sólo a niños y niñas menores de 5 años con padecimiento de desnutrición crónica infantil) a pesar de que “la Región produce alimentos suficientes para alimentar a toda su población y que por tanto el hambre y la desnutrición no se deben a una falta de disponibilidad sino a una inequidad en el acceso a ellos” (1). En este sentido es que afirmamos que “El Hambre es un Crimen”. Son también parte de este sistema las transnacionales productoras y comercializadoras de alimentos homogeneizados y sobreprocesados y dietas no saludables debido a su alto contenido de grasas, azúcares, féculas y residuos químicos y cancerígenos, y con escasas cantidades de fibras, proteínas, vitaminas, frutas y vegetales se desplazan, dentro de la economía global, de las áreas de pobreza y hambre a las áreas de dinero y abundancia. Además, cada vez es mayor la cantidad de personas afectadas por las enfermedades como malnutrición, obesidad, diabetes, enfermedades de corazón, cáncer y fiebre porcina. Por todo ello es que consideramos que el sistema alimentario del Agronegocio jamás alimentará adecuadamente al mundo.

La Argentina no escapa a este modelo de saqueo y contaminación, y es uno de los países más afectados. Varios son los aspectos que describen esta situación. Por un lado, muchas provincias “importan” la mayor parte de los alimentos básicos necesarios desde lugares muy distantes acrecentando sus precios. Las dos terceras partes de las familias productoras tienen serias dificultades para alimentarse dignamente. En ciudades y áreas rurales, diversos sectores de la población no tienen acceso a los alimentos, o lo hacen gracias a programas públicos (2). Además, se explota al máximo a los trabajadores y trabajadoras, tanto en el campo como en la ciudad, precarizando e incumpliendo las legislaciones laborales, aumentando el trabajo temporal y generando migración interna e inmigración en búsqueda de trabajo. Esto genera una creciente desterritorialización, fomentando el avance acelerado del acaparamiento de la tierra promovido solapadamente por la definición de “Bosques” propuesta por la FAO (3). De esta manera, se establecen grandes extensiones de monocultivos de árboles, incrementando aún más la expulsión de comunidades campesinas e indígenas que resisten la ocupación de sus territorios frente a un modelo que promueve el “colonialismo interno” y favorece la sobreexplotación de nuestros recursos naturales, cuyo destino es la exportación de productos primarios (4).

El acceso a la tenencia de la tierra es un problema fundamental. Según el Censo Nacional Agropecuario del 2002, el 66% las explotaciones agropecuarias (unas 220.000) son productores familiares que ocupan solamente el 13% de las tierras cultivadas. Mientras que solamente el 2% concentra el 50% de las mismas (unas 6.000). Si hablamos de la Region Pampeana, alli aproximadamente el 70% de la tierra cultivada no es explotada por sus dueños. Los 6 primeros “pooles” de siembra (Cresud, Grobocopatel, Adecoagro, Tejar, MSU y Cazenave) trabajan un 30% mas de tierra que mas de 100.000 pequeños productores del resto del pais y mas del 50% del empleo agropecuario viene de la agricultura familiar (5).

Por otro lado, no podemos dejar de mencionar los megaproyectos hidroeléctricos y los grandes emprendimientos turísticos que se apropian de espacios comunes, prometiendo falsas soluciones al cambio climático, como sucede con los proyectos REDD (6) cuyo objetivo subyacente es avanzar aún más sobre los territorios, mercantilizando y privatizando la naturaleza y la vida.

Por todo esto, nos oponemos a la llamada “Economía Verde” como salida a la crisis climática y alimentaria sustentada en la exportación de productos primarios, altamente dependiente y liderada por las transnacionales, que coloca a los alimentos en meras mercancías de cambio que viajan alrededor del mundo para obtener el precio más alto y la mayor tasa de ganancia del capital transnacional. El desarrollo e imposición de organismos genéticamente modificados (OGM), acompañados de un paquete tecnológico basado en agrotóxicos, vuelven cada vez más precaria y dependiente la vida de los Pueblos Latinoamericanos. De ninguna manera apoyaremos cualquier proceso de apropiación de las semillas que son producto de centenares de años de mejoramiento, conservación y de transferencia de generación en generación al igual que otros saberes a lo largo de la historia de la humanidad.

La consecuencia de todo lo descripto es la violación del derecho a la vida digna de las personas, los pueblos y de la Madre Tierra, invisibilizando el rol determinante de la mujer en la producción de alimentos y en la construcción de la Soberanía Alimentaria, que allá por 2002 Vía Campesina redefiniría como “el derecho de los pueblos a definir sus propias políticas sustentables de producción, transformación, comercialización, distribución y consumo de alimentos, garantizando el derecho a la alimentación de toda la población” (7).

Son también responsables directos de este modelo los medios masivos de comunicación y multimedia que manipulan, ocultan o tergiversan la información, promoviendo este tipo de desarrollo.

Por lo tanto, la disyuntiva actual es si continuamos promoviendo un modelo basado en los Agronegocios, los agrocombustibles y en la pesca de gran escala, orientados todos a la exportación y para el lucro de unas pocas trasnacionales, o bien impulsamos la Agroecología (expresión cultural, política, económica, social, ambiental y técnico-productiva de la agricultura campesina, familiar e indígena) y la pesca artesanal, basados en la diversidad de sistemas productivos, relaciones de género justas y en la enorme riqueza de conocimientos y prácticas ancestrales acumuladas por generaciones, que garantizan la producción de alimentos y el bienestar de los Pueblos y la biodiversidad biológica, genética y cultural.

Finalmente, consideramos fundamental la reorientación de la formación actual promovida por nuestras casas de estudio, entre ellas la Facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aires, direccionando la investigación y extensión agraria hacia el apoyo a las innovaciones agroecológicas, utilizadas por las organizaciones campesinas y de agricultura familiar, como base para avanzar hacia una transición social a la Agroecología.

También es necesario promover la comercialización directa entre productores y consumidores de los productos ecológicos a través de los mercados campesinos, uniendo cooperativas urbanas y rurales. Para ello será necesario recuperar las redes ferroviarias que fueron devastadas estrangulando la sangre de nuestros pueblos.

Por todas estas razones creemos que es fundamental que avancemos hacia nuestra SOBERANIA ALIMENTARIA.

 

 

FUENTES:

(1) Observatorio del Derecho a la Alimentación en América Latina y el Caribe, el 17 y 18 de febrero de 2011 en la ciudad de Bogotá, Colombia.

(2) El PAN –Programa Alimentario Nacional- de Alfonsín en 1984, el Plan Nacional de Seguridad Alimentaria, 2003 y la Asignación Universal por Hijo desde el 2009.

(3) http://www.fao.org/docrep/005/Y2328S/y2328s03.htm

(4) Minerales, madera, alimentos, agrocombustibles.

(5) Seguridad y Soberania Alimentaria. Soberania Alimentaria y producción de alimentos en Argentina. Ing.Agr. Carlos Carballo.

(6) http://www.abyayalacolectivo.com/web/compartir/noticia/crisis-clim-tica-y-destrucci-n-programada-de-bosques—silvia-ribeiro-etc

(7) http://viacampesina.org/sp/

 

Cine -Debate

ProyectoSur San Isidro

21 de agosto

A 6 meses de la tragedia de Once:

Conocer la historia para entender el presente y pensar el futuro.

El tiempo no tapa el bosque

Asamblea en pleno

Hace exactamente dos meses, la tranquilidad de la madrugada fue interrumpida por la torpeza de las topadoras que desmontaban un bosque costero, para rellenar sus tierras ribereñas y así continuar el trabajo privatizador comenzado medio año antes con una tala fraudulenta. Los empleados municipales, quienes debieran cuidar a la Comunidad, reprimieron a los vecinos y vecinas para garantizar que se lleven a cabo los intereses privados asociados al gobierno local.

Esa fue la realidad vivida el 12 de abril en Bosque Alegre, cuando el intendente Gustavo Posse traicionó la promesa de diálogo realizada a la asamblea del bosque, y mostró de ese modo, una vez más, su larga hilacha.

La torpeza y la violencia encarnadas aquel día por topadoras y agentes de “Cuidado Comunitario”, no son otra cosa que la torpeza y violencia de un gobierno municipal que utiliza los espacios públicos como caja privada para fortalecer su gobernabilidad, sin tener en cuenta las necesidades ni los derechos de los vecinos y vecinas de San Isidro.

La causa de Bosque Alegre ha trascendido hoy ampliamente las filas de la asamblea que lleva su nombre, captando la simpatía de diversos espacios vecinales y políticos, y de gran parte de la Comunidad sanisidrense, la cual ve con indignación los patéticos intentos del possismo de tapar el bosque con palabras huecas, mentiras e incoherencias.

Estas amplias muestras de solidaridad, lejos están de demostrar intereses mezquinos o partidarios, como se esfuerza en repetir ridículamente el concejal y vocero possista Carlos Castellano. Incapaces de creer en algo más allá de la mezquindad política, no pueden ver que estas muestras de solidaridad no son otra cosa que una prueba de la contundencia, honestidad y legitimidad de los fundamentos que levanta esa asamblea, y detrás de ella miles de vecinos y vecinas.

A dos meses de aquellos violentos actos, saludamos fraternalmente a la asamblea del bosque, ofrecemos nuestro apoyo incondicional, y la felicitamos por el trabajo que llevan adelante en defensa de la dignidad e integridad de la Comunidad, y del ambiente público y natural. Gracias por luchar por un San Isidro más justo y hermoso.

Por todo esto, porque repudiamos la violencia estatal, la falta de acceso a la información, la imposibilidad de la Comunidad de participar activamente en la vida política, el trato privilegiado para con ciertos sectores, el usufructo privado de los bienes públicos, y porque levantamos la bandera de una costa natural y 100% pública, decimos hoy más que nunca ¡Bosque Alegre somos todos! Y con esta sentida afirmación invitamos a los diversos espacios políticos, a seguir en el camino de poner las causas populares por delante de las banderas, postergando las disputas partidarias en aras de lograr hacer realidad el reclamo plasmado por la Asamblea Bosque Alegre, y devolver así a la Comunidad sanisidrense la dignidad violentada.

Proyecto Sur San Isidro

Desmonte y Represión

Proyecto Sur San Isidro repudia la brutal represión que el Municipio de San Isidro llevó a cabo el jueves 12 abril contra los vecinos que defendían el espacio público conocido como Bosque Alegre.

Desde este espacio consideramos inadmisible el accionar represivo del poder municipal frente a un reclamo legítimo de los vecinos. A la defensa pacifica, popular y con fuertes fundamentos que los vecinos están llevando a cabo, la respuesta de la intendencia fueron golpes, palos y gas pimienta para mujeres y hombres.

Violando la Ley Nacional de Medio Ambiente, y quebrando el intendente su palabra de no avanzar sobre el terreno, en medio de la salvaje represión se llevo a cabo el desmonte del Bosque Alegre. Este bosque natural, que creció gracias a los sedimentos del río, fue entregado al CASI para que tenga una cancha de rugby, en beneficio de unos pocos y en un claro detrimento de toda la comunidad.

Además se cortaron las calles aledañas al Bosque Alegre, impidiendo a los vecinos la libre circulación por su barrio, sin ningún fundamento.

Siendo la defensa del medio ambiente y de los bienes públicos una de nuestras principales banderas, Proyecto Sur San Isidro apoya y seguirá estando con los vecinos que enfrentan al poder para defender lo público.

Sigamos luchando por un San Isidro con espacios públicos y sin abuso de autoridad!

Documentos

Participamos en el homenaje al Día Internacional de la Tierra

24 Abr, 2013

Militantes de Proyecto Sur de Morón,Quilmes, San Isidro, Florencio Varela, José C. Paz y Hurlimghan tuvieron activa participación en el Día Internacional de la Tierra.

Documentos

Una reforma Judicial que debilita al pueblo y a los trabajadores.

22 Abr, 2013

No hay mejor forma de evitar un debate que disfrazándolo de otro, quitando lo central del centro y poniendo en el medio falsos debates. Solo de esta forma se logra hacer confrontar a quienes en realidad deberíamos estar de acuerdo.

Documentos

Bosque Alegre: A un año de aquel día nefasto

12 Abr, 2013

– La asamblea convoca hoy a las 17:30 frente a la Catedral para movilizarse hasta la Municipalidad, donde a partir de las 19 se realizará una Jornada Cultural –

COLUMNA 1

-El sistema alimentario del Agronegocio ha fracasado-

16 Oct, 2012

Con la llegada de la llamada “Revolución Verde” (1960) (en un contexto mundial donde unas 80 millones de personas padecían hambre) crecieron los rendimientos, las superficies cultivadas y se multiplicó por cuatro la producción de alimentos. Sin embargo, a poco mas de 50 años, según estimó Vía Campesina existen unas 925 millones de personas hambrientas en el mundo.

COLUMNA 1

Cine -Debate

4 Sep, 2012

A 6 meses de la tragedia de Once: Conocer la historia para entender el presente y pensar el futuro. Se proyectará el film de Fernando Pino Solanas La Próxima Estación, seguido de un debate imprescindible sobre el maltrato y despojo en la proivatización del ferrocarril.

COLUMNA 1

El tiempo no tapa el bosque

12 Jun, 2012

La causa de Bosque Alegre ha trascendido hoy ampliamente las filas de la asamblea que lleva su nombre, captando la simpatía de diversos espacios vecinales y políticos, y de gran parte de la Comunidad sanisidrense, la cual ve con indignación los patéticos intentos del possismo de tapar el bosque con palabras huecas, mentiras e incoherencias.

Comunicados

Desmonte y Represión

16 Abr, 2012

Proyecto Sur San Isidro repudia la brutal represión que el Municipio de San Isidro llevó a cabo el jueves 12 abril contra los vecinos que defendían el espacio público conocido como Bosque Alegre.